CARTEL GALLINA TÓXICA

Debido a la alta demanda de consumo, los métodos de producción sufren un desgaste de la calidad por la cantidad. Esto incluye la complementación de sustancias tóxicas para disminuir el tiempo de obtención del producto y abaratar el coste al consumidor. Todas esas toxinas son transmitidas a la población a través de esa comida afectando a nuestro organismo.

Inspirado en el artista Vik Muniz se ha plasmado esa despreocupación o ignorancia de la sociedad ante la realidad de los productos que consumen, a modo de llamamiento a la conciencia del espectador. El resultado es una gallina que refleja un producto alimenticio tóxico, alterado químicamente.

Localización_Málaga, España

Año_2014

Proyecto_Cartel, publicidad impresa y digital